"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y Dios vio que estaba bien. El verde de los árboles, la altura de las montañas, el croar de las ranas. Todo era armonía. Y entonces Dios creó el primer mostrador... y una hueste de clientes surgió de las tinieblas. Y Dios calló y el mundo ya nunca fue el mismo".

miércoles, 4 de julio de 2007

Incubus

Yo tendría que haberme dado cuenta desde el principio que había algo raro.
Pero la emoción no me dejaba pensar.
"Tomá. Las llaves de tu propia librería, que la disfrutes". Me dijo, antes de desaparecer.

Y entonces entré.

Sobre la primera mesa colgaba un cartel:
"No nos interesa su vida, pida el libro".

Vi, a mi derecha, a un empleado que le ponía una cabeza de burro a una persona. Me saludó y me explicó que era un cliente que no sabía el título del libro que buscaba, y en seguida se fue, obligándolo a caminar así por toda la librería.

Seguí avanzando hasta llegar al sector de suspenso. Un empleado ponía fajas en los libros: "fue la esposa" "la mató el vecino" "mueren todos". Interrumpió su tarea para saludarme con una sonrisa mientras le decía al oído a un cliente "está bajo la pirámide del Louvre", y me guiñó un ojo al decirlo.

Perplejo me dirigí hacia infantiles. Mientras caminaba vi que en el sector de autoayuda no había ni un solo libro. Solo un gran espejo con una inscripción que decía "Usted es ridículo".
Al llegar vi que las estanterías para chicos estaban todas cubiertas con alambres de púas, y que a los padres se los encadenaba a sus hijos.

Corrí a la caja. Los clientes eran despojados de todo su dinero y, a escondidas, bajo el mostrador, se les cambiaba el libro, dándoles lo contrario a lo que habían elegido.

Durante horas eran burlados, maltratados, ridiculizados.

Cuando la persiana cayó como una guillotina sobre el último cliente -aquél que se había quedado después del cierre-, me desperté sobresaltado.

-Tuviste una pesadilla? -me preguntaron.
-No... fue solo un sueño, un sueño de lo más hermoso -dije, mientras una lágrima rodaba por mi mejilla.

36 comentarios:

gerund dijo...

excelente
me reí muchísimo =)

ojos de suri dijo...

Capitán, sublime!

(me dá un poquito de culpa admitir que ante un cliente molesto me han abordado fantasías parecidas a su sueño...)

Es una contentura leer este blog :)

Faco dijo...

Muy bueno.

prudencia dijo...

capitán usted tiene un incc. de lo más saludable....me gusta despertarme y leer cosas así...
por las dudas,...no tiene una versión de capitán acá en mza?.
chau gracias

Cassandra Cross dijo...

Brillante. Esto es lo que yo llamo un sueño :-D

jajajaja!

Un gustazo, Capitán. Nada más le faltó la sección Novedades (infladas por las editoriales) y estábamos completos...

Fodor Lobson dijo...

jajajaja
jajajaja
¡qué sueño maravilloso!, le ahorró a usted cinco sesiones de terapia.

nota mental: la próxima vez que vaya a una librería, andar con cuidado y desconfiar de los vendedores

Walterio dijo...

El Bosco no lo hubiera podido pintar mejor.
Yo a veces sueño que los bellos y antiguos edificios demolidos de Altaria agarran a mazazos a los estúpidos consejales que aprueban su demolición.

Capitan Burton dijo...

Gerund: Muchas gracias (como podrá notar, he pasado por su blog, y me he sentido culpable por no contestar todos los comentarios. Sepa que mis jornadas de trabajo suelen ser de 10 o 12 horas y a veces me dejo estar).

Ojos de Suri: Sentimiento de culpa... sentimiento de culpa... me suena, pero no recuerdo que es.

Faco: Muchas gracias, me alegro que lo haya disfrutado.

Prudencia: Gracias por el diagnóstico y por el elogio. Algún día formaremos la liga de libreros vengadores, ya le avisaré cuál será la sede en Mendoza.

Cassandra: Muchas gracias. Tiene razón, pero no quería extenderme demasiado. Además vio cómo son los sueños. Parece que duran un minuto, pero transcurren en toda la noche.

Fodor Lobson: Me alegro que le haya gustado. Su nota mental es muy sabia.

Walterio: Cuándo leí su comentario me quede pasmado. Mientras estaba escribiendo el sueño, luego del cartel de bienvenida, había una línea que decía "Vi una escena que sólo el Bosco hubiera podido pintar" y que luego decidí sacar.

catadoroculto dijo...

Entré en una librería y cuando llegué al mostrador noté que dos empleados corrieron para atenderme, forcejearon hasta donde indica el manual de buenos modales y por fin sólo quedó uno solo frente a mí. El otro, antes de retirarse, me dijo por lo bajo “cualquier cosa consultame, no hay problema”. El que me atendió me dijo “buen día” y el saludo incluyó una especie de sonrisa. No era el único, todos los empleados sonreían, se notaba un clima realmente bueno entre ellos. Pedí un libro de Ernest Hemingway, El viejo y el mar. El vendedor me miró con satisfacción: lo leí me dijo, es buenísimo, lástima que sólo me quedan ediciones de bolsillo, me dijo sin mirar la computadora. Lo único bueno de este tipo de ediciones es el precio, realmente muy accesible. En una epoca circuló un ejemplar increíble, muy bien editado y con ilustraciones de Dalí, pero hoy ya no se consigue, agregó. No sabes lo que era, recordó nostálgico, cuando no era tan caro conseguir un buen libro. “Bueno, lo llevo” Buscabas algo más?, me preguntó. Sí, te quería preguntar por este autor hungaro que esta tan de moda, no recuerdo el nombre...le dije, avergonzado por no recordar el nombre de alguien que es mencionado todo el tiempo en los suplementos de cultura. Sí, ya sé, me dijo sin siquiera insinuar una mueca de subestimación hacia mi por mi súbita laguna mental: Sandor Márai, agregó. Ése, dije, ése, tenés La hermana? No, me contestó sin mirar la computadora, pero tengo uno que por lo que me comentaron un par de clientes es mejor: El último encuentro. Si querés te lo alcanzo, le pegas una hojeada y me decís si lo queres o no, sin ningún compromiso. “Bueno, dale”, dije al aceptar la sugerencia. (Tarda un minuto, evidentemente sabía por donde estaba) Acá está, hojealo y después me decís. Ah, es tu hijo? Por qué no lo llevás ahí detrás de la columna, están los libros infantiles no hay mucha cantidad pero la calidad es muy buena. Cuánto tiene? Ah, seis como mi sobrinito, cada vez que lo traigo después no se quiere ir. Se lee todo, encima con las sillitas están re cómodos viste. Bueno, si no te incomoda mientras lo miras, voy a atender a ese señor que acaba de entrar, no nos gusta dejar a la gente mucho tiempo esperando sabes?, ya regreso...

(Deseo idealizado y utópico de un lector que todavía cree que es posible el buen trato de ambos lados del mostrador)

Marina dijo...

eso de las fajas diciendo el final y el anterior, de los mensajes para las "parejas" en los libros, son genialidades lindas de leer.

saludos

Apo dijo...

je je je. El paraíso de cualquier librero.
Donde trabajo, si bien hay un estante de autoayuda (si, UN SOLO estante), este contiene más o menos 20 libros y está abajo de una mesa en la que se muestran novedades de literatura europea. NO tenemos el espejo (lástima), pero cada vez que piden uno, les digo: arrodillese y busque ahi. Es lindo verlos humillados buscando algo que les levante el ego.

Saludos!

r.- el corre ambulancias dijo...

la guillotina sobre el que se queda despues de la hora de cierre en el local, deberia ser para todos los rubros

Fender Gebiet dijo...

No sé porqué. No me suelen atender mal cuando voy a una librería. Entre otras cosas porque:

a) No pregunto mucho.
b) Cuando me acerco al mostrador ya definí mi compra, y la traigo conmigo; o no la encontré entre lo expuesto y, obvio, pregunto.
c) No compro mucha literatura "nueva", así que suele ser materia conocida para el librero que conoce su trabajo.
d) Sonrío, pero lo justo. Y si no me devuelven la sonrisa, me atengo al trato comercial. Fui a comprar, no a hacerme amigo del librero (aunque un descuento "de amigo" no viene mal).
e) Con cumplir con la función (vender), cualquier librería me viene bien. Pero si me tratan bien, tienen buenos precios, me hacen alguna sugerencia jugosa y/o dicen "gracias" cuando les compro, me suelen contar entre los clientes incondicionales.

Anónimo dijo...

10 puntos
la calidad... mejora dia a dia

Natalia dijo...

Compartimos sueño catadoroculto!!

Faby dijo...

Capitán: MUY LINDO POST!! es la primera vez q dejo comentario pero sigo el blog desde hace rato largo Y ME ENCANTA, juro q aquello del cliente idílico q usted soñó ya lo quisiera yo realizado pero en otro ámbito, el mío, el de los TURISTAS!!!!
Besitos y de nuevo gcs x el blog x q está muy bueno :)

Ringo Starr dijo...

Entiendo tu posición y veo que escribís desde el humor, pero me suena a Jack Black en "Alta fidelidad" maltratando al tipo que quería un tema de Stevie Wonder. No siempre uno sabe perfecta y exactamente qué quiere, y siempre y cuando no caiga en estupideces supremas, uno tiene derecho a hacer todas las preguntas que sean necesarias. Es horrible cuando el cliente cae en las garras de un grupete de expertos sectarios que dirigen un negocio y lo tratan como un idiota por no saber tanto del tema en cuestión como ellos. Por eso, no me parece que los clientes deban ser burlados, maltratados y ridiculizados. La utopía sería el buen trato y la racionalidad de ambas partes, solo eso.

Saludos.

Mirada dijo...

Excelente desde donde se lo mire. Ud. soñó con el paraíso. Y a eso le llamaría yo Justicia Social.

Ah, y acostumbresé a los comentarios de Walterio que parece leer la mente de los escritores.

cebolla dijo...

Muy bueno. Me gustó mucho. Y también el del Catador Oculto. ¿Qué nos pasa que tenemos tan buena imaginación pero construimos una realidad tan pedorra?

Ejueq dijo...

Creo que también deberian agregar subtitulos a los libros "ideal para regalar a suegras odiadadas" o "justo para el tio facho que pone su casa para navidad"

ojos de suri dijo...

Creo que me obligan a decir una obviedad: adoramos los clientes amables y respetuosos!!!!
Tengo la suerte de tener al sr. Ataulfo Martinez de cliente, y cada vez que pone un pie en el local me pongo de buen humor.

El post del Capitán es maravilloso porque quién haya trabajado en "atención al cliente" sabe que lamentablemente hay que atender correctamente, incluso a clientes abusivos y molestos.

Es una contentura leer este blog!

Walterio dijo...

En general, la gente no se ubica...

(olvidé decir que me encantó lo de la pirámide del Louvre, es lo que en la jerga cinéfila se conoce como spoiler no?).

...y no es que sea vidente (Mirada exagera), simplemente me sintonizo cuando estoy a gusto en un sitio como este.

fox dijo...

Lo peor de todo es que puedo haber sido yo uno de esos clientes. Y yo pensaba que la pasaban bien en las librerías rodeados de gente culta y libros por doquier....

Alejandro dijo...

En mis sueños, algunos de mis compañeros de trabajo mueren atragantados con un biscochito de grasa.

Roedor dijo...

Mmmm... lo que querría saber es dónde queda la librería para NO IR jamás...

Creo que Ringo tiene razón. A veces, si no preguntás, no llegás muy lejos. De hecho, si no fuera que cuando era adolescente me encontré con un tipo en una librería que me orientó a comprar libros de H. P. Lovecraft a partir de mis preguntas estúpidas, no lo habría leído (no, no le pedí el Necronomicon).

Melinda dijo...

Lectores varios: es ironía, no pueden responer en serio... un cacho de humor.

Capitán: supremo.

Imaginate si alguna vez un psicólogo escribiera un blog como este... mamita mía!

Capitan Burton dijo...

Catadoroculto: Hermoso sueño el suyo. Siga soñando. (Más adelante le respondo a Ringo Starr, me encantaría que lea esa respuesta, ya que tiene que ver con su inquietud).

Marina: Muchas gracias. Debo confesar que las fajas contando el final es algo que me veo tentado a hacer.

Apo: Un sólo estante?! Que maravilla.

R-el corre ambulancias: Totalmente de acuerdo.

Fender Gebiet: Por lo que detalla sabe muy bien por qué no lo tratan mal. Se comporta con el más elogiable sentido común.

Anónimo: Muchas gracias.

Natalia: El sueño de Catadoroculto es el sueño de todos.

Faby: Gracias. Me alegro que le haya gustado. La selva es un lugar mucho más tenebroso para tener un sueño de este estilo.

Ringo Starr: La escena que usted menciona es sólo concebible en la ficción. Trate usted de hacer una décima parte de lo que hizo Jack Black y enseguida le lloverán quejas, sumarios, causas penales, y prisión preventiva. Ringo, usted lo ha expresado maravillosamente "la utopía sería el buen trato y la racionalidad de ambas partes". Tendré que aclararle que nada nos hace más felices que poder transmitir la emoción de una lectura a alguien que nos escucha atentamente? Pero se da tan pocas veces. Son momentos mágicos, en donde hay química o cómo quiera llamarle. Y son los momentos que justifican nuestras vidas de libreros.

Mirada: Gracias por el elogio.

Cebolla: Ha dado usted con la gran cuestión.

Ejueq: Siempre estuve tentado de sacar una línea editorial, como esas que se ponen en el mostrador de la caja, esos libros chiquitos con frases de amor para la madre, esposa, hija, etc... Sólo que mis libros tendrían los siguientes títulos "Me acosté con tu esposa", "Embaracé a tu hermana", "Te odio realmente" etc.. No se si se venderían, pero más de uno los miraría con cariño.

Ojos de Suri: Como ya dije anteriormente coincido completamente con lo que usted dice.

Walterio: Me alegro que le haya gustado lo del Louvre. Gracias por sus amables palabras.

Fox: Cada tanto la pasamos de lo más bien.

Alejandro: Muy buen sueño, aunque debo reconocer que mientras escribo esto estoy tomando mate y comiendo bizcochitos, y puse especial atención a masticarlos más de lo normal.

Roedor: Espero haya leído la respuesta a Ringo. En mi caso, recuerdo claramente a aquél vendedor que me transmitió su emoción con la literatura artúrica. Fue muchos años antes de empezar a trabajar en una librería. Ahora mismo estoy viendo los tomos de la colección de Siruela de Lecturas Medievales en mi biblioteca y se los debo todos a él.

Melinda: Muchas gracias por su mediación.

Divan dijo...

Muy bueno tu humor!

Saludos,

Ejueq dijo...

este blog me genera sensaciones raras. por un lado me siento totalmente identificada, ya que trabaje cinco años en una libreria y se lo que se siente y por mas que todos te digan "que lindo trabajar en la libreria, te la pasas leyendo", un sabe que no se la pasa leyendo, si no que se la pasa todo el dia atendiendo a clientes para los cuales Marcos aguinis es un gran intelctual.
Por el otro lado hace ya dos años que no trabajo mas y me trae una nostalgia peligrosa, mas en este momento que estoy sin trabajo.
pero bueno, igual agradezco porque me rio y pienso que no me pasaba solo a mi, si no que le pasa a todos mis ex colegas empleados de libreria.

Ejueq dijo...

y me sumo a la respuesta a Ringo. El cliente no quiere hablar de literatura, solo esta comprando un libro, y los momentos en que uno disfruta de una charla son minimos pero sin embargo son sublimes y hacen que valga la pena.

Melinda dijo...

De nada

Cuando guste

lo que guste

Daniel T. dijo...

Capitan, sigue siendo un Genio y su blog el mejor de la Web.

Lamentablemente si la guillotina cae una sola vez sobre un cliente, no estaria tan bueno ,porque el "ULTIMO CLIENTE" (que es siempre el mismo,en los sueños y en la realidad ), se le tendria que caer la persiana todos los dias.
Saludos y visite las novedades de mi blog

Thisa dijo...

Excelente sueño, y adhiero a que el detalle de la seccion de suspenso fue sublime (esta debajo de louvre :D).
Fox y ringo me dejaron pensando.
Es lindo trabajar en una libreria, conoces personajes interesantisimos, pero tambien hay que lidiar con el cliente estandar que por lo general no sabe lo que quiere y con esto tambien respondo a lo de Ringo. Como librera que me considero, siento mi trabajo como un servicio. como una vez dijo el capitan, esto de que si se acaba el mundo y quedan unos pocos, el librero solucionaria todos los problemas por que sabe de todo un poco. El problema es, como dije anteriormente, cuando el cliente no sabe lo que quiere y te la pone extremadamente dificil. Igualmente voy a hacer mea culpa en que nosotros a veces pecamos de soberbios y "maltratamos" al ignorante o inculto...
Nosotros como vendedores tambien tenemos que soportar clientes soberbios que buscan una probarte a ver cuanto sabes o si te mereces el puesto que ocupas...
pero bueno... gajes del oficio :)

CZ dijo...

Sinceramente, me encantó y me pareció un sueño que de hacerse realidad rompería un poco con tanta pelotudez circulante...

Muy bueno el blog, recién lo conozco.

Saludos!

Anónimo dijo...

Puedo trabajar en su libreria? cuanto me cobraria? Muy buen blog, un gusto leerlo. Saludos.

P.D.: Lo digo en serio.

Graciela L Arguello dijo...

Capitán Burton, por favor, ponga el espejo con el cartelito !!!!!
Al margen estoy en la nostágica búsqueda de libros que ya eran antiguos cuando yo era chica, pero que disfruté intensamente y quiero conseguir para mi nieto. Nunca los tuve, porque los leía en la biblioteca de mi escuela (por eso ya eran viejos)¿Existirán ejemplares en venta en algún lado?
Usted tiene las conexiones del caso?
Son los libros de Monteiro Lobato
También busco el tomo 1 de la colección de Los Piratas de la Malasia de Emilio Salgari, en la versión de la Editorial Peuser (nada de Robin Hood, please)Ese es el único tomo que me falta. Gracias, muy bueno el blog