"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y Dios vio que estaba bien. El verde de los árboles, la altura de las montañas, el croar de las ranas. Todo era armonía. Y entonces Dios creó el primer mostrador... y una hueste de clientes surgió de las tinieblas. Y Dios calló y el mundo ya nunca fue el mismo".

miércoles, 19 de marzo de 2008

Saverio el cruel

Todo asesino serial tiene que haber trabajado previamente en atención al cliente.
Con los años, al dar la séptima puñalada en el cuerpo de la anciana, lo único que lamentaré es haber manchado de sangre mi camisa preferida.

Le cobro a un señor mayor. Apenas puede sostener la bolsa con libros y al hablar la saliva comienza a caer de su boca. Comenta, exaltado, los precios de los libros y se va, dejando el mostrador con pequeños charcos de baba. Asqueado, busco algo para limpiarlo, pero me detengo. Es la única franela que tenemos y la necesitamos para limpiar los libros. No veo por ningún lado pañuelos de papel.
Entonces un plan oscuro y maligno toma forma en mi mente, y decide dejar todo como está.
Bastan solo seis clientes. Seis personas que se apoyaron para pedirme textos y todo queda tan limpio y reluciente como mi conciencia.

34 comentarios:

Dayana dijo...

jajajaja, me morí con esto!!!

Capitán, hoy me acordaba de ud y pensaba si estaba bien de salud porque hacía rato que no posteaba... veo que está bien y no solo eso: mejor que nunca!

Si, ya sé, la temporada de los textos escolares lo tiene a mal traer.

Sepa que lo queremos.

JM Bouthemy dijo...

Del otro lado del mostrador, digo: ¡quéhiiijjo de la graannnn...!
Saludos.

Anónimo dijo...

Monstruo!

PZ dijo...

Qué asco! La cantidad de veces que debo haber limpiado mostradores!!

(Lo único que me reconforta es que seguramente vos, alguna vez estando de este lado, también debiste haber limpiado sin darte cuenta).

Ah, nónimo dijo...

Surge de a poco un Mr Hyde maligno en usted, capitán?

Velas a Balzac dijo...

Son esos pequeños placeres que te permiten trabajar en una librería. En una ocasión, me di el gusto de limpiar orina con un simpático volumen de Marcos Aguinis...
Qué le vamos a hacer, así es el mundo.
Saludos.

Wesson dijo...

Capitan...? No tienen papel higienico...?

Anónimo dijo...

que hijo de su madre!!!!!!!!

cuántas veces te habrán cagado como cliente

sos muy asqueroso

Humanoide dijo...

¿Cuando tenés las manos sucias le acariciás la cabeza a un niño?

Ah, menudo capitán...

Un abrazo del humanoide.

malena dijo...

Jajaja, brillante idea Capitán!

Las Potras dijo...

genial

Anónimo dijo...

me gusta pasarme por su blog. y capa nomas le robo la idea pero hacemos uno de los vendedores nunca tienen la razon. estalla el contador.. pero es tan obvio que mejor nos quedamos con el suyo que es mas original. hay mil historias que podemos contar los clientes de los vendedores, y si, giles hay de los dos lados del mostrador.y capitan donde esta su libreria? porque de verdad yo como cliente tambien estoy padeciendo la compra de textos escolares.

Anónimo dijo...

muy bien cap. esta muy cerca ,es un autentico border line , yo tambien estoy asi , y creame , se me ocurren cada vez cosas peores en esta la pampa .
un saludo capitan y suerte con la temporada.

The sea, the sky, the dust dijo...

Suerte que no le cayó la dentadura, hubiera salido en ambulancia. La atención al cliente es uno de aquellas artes que requieren paciencia, constancia y evasión mental.

Checha dijo...

Cuando uno pasa mucho tiempo de "este" lado del mostrador, después se acerca temeroso cuando le toca estar del otro lado...

nomehagasquedarmal dijo...

jaja así se hace ! yo hago lo mismo cuando en un boliche me mojan con algo, me seco en la misma ropa del que está al lado, o en los recitales, cuando alguien pasaba muy transpirado por al lado mío !

Prof. Glissendorf dijo...

Lo más cruel de Saverio era el pistacchio granizado (aunque no creoq ue lo escupiera).

Saludos cordiales.

ZombieGirl dijo...

Jajajaja, me acorde los boxers de una amiga (Siempre que voy a su casa se avalanzan sobre mi y me babean). Siento mucha suerte de jamas apoyarme en ningun mostrador eso implicaria tener tiempo y ganas de quejarme o ke se yo cosas de clients molestos. Solo quiero terminar la transaccion e irme. Me agrado el blog. Volvere (Si asi como lo dijo terminator... pero no voy a destrozar todo con una patrulla).

Saludos!

Nikolina dijo...

bien hecho, se lo merecen por, por... clientes!!

ImWolf dijo...

Yo hago lo mismooo! aunque en mi caso no es tanto saliva, sino protector solar o aceite bronceador, mezclado con arena. (es lo malo de vender pasajes a metros de la playa).
Primer comment de un asiduo lector, MUY buen blog, mas adelante posteare anecdotas de mi rubro... que las hay a montones.

adeus!

El Sureño de Dram dijo...

Como dice Luiggi Pirandelo: 'En una charco de baba flotan inconscientemente las vidas a suprimir en inmediatez -por medio de mi navaja personal-, las cuales antes de abandonarnos redimirán sus pecados quemandolos con una diablo en las colinas'

sale como piña dijo...

despuesdeltono.blogspot.com

El blog que deja pasar el colectivo lleno, para poder sentarse en el siguiente

El blog que todavía usa el walkman

Matías Córdoba dijo...

¿No estaría bueno usar libros para limpiar? Por ejemplo: Los de Aguinis para limpiar baba, los de Brian Weiss para limpiarse el culo, y los de chopra para barrer el local...

saludos

Mati

Estrella dijo...

Pobre viejo, ¿y si ponen baberos?

Patto dijo...

No me apoyaré más en un mostrador.

Cebolla dijo...

... ni toques un picaporte, ni toques los libros con tu mano y mucho menos pases las hojas mojándote el índice. ¡Acordate de "El nombre de la rosa"!

La Vidu dijo...

AHHH!!!! espero no haber entrado después del viejo.

No hay problema. No soy tan culta como me pienso.

Cla dijo...

Aiaaaaaa, me hizo acordar a mis años de recepción en centro médico. Aunque le digo que después de los frascos de cultivos y biopsias de lo que se le ocurra, la baba es una bendición...

olimpiA dijo...

jajajajajajajajajajajaja. ¿què tal? No lo puedo creer.

Anónimo dijo...

Olllaaa

Me hace acordar, una vez teniamos una Sra. que pedia un libro, (trabajaba en una libreria de un shopping de Martinez) , se lo mostrabamos, y en la solapa, veia otros libros recomendados.
Luego pedia estos libros recomendados en la solapa del anterior, cuando le dabamos uno de ellos, volvia recurrentemente a ver los libros de la solapa y volvia a pedir alguno, cuando veiamos, que ya empezabamos a reirnios complices, nos pasabamos a la clienta como se pasa una brasa ardiendo.Eso no seria nada siii......
Una vez compro un libro y cuando vino a devolverlo, en el mostrador nos dijo, -esta un poco sucio, y le tiro un salivazo en la tapa, y le paso la mano!!!!.
El ultimo dia fue cuando vino con la hija, y puso la bolsa con el almuerzo sobre el mostrador y se le cayo el aderezo de la ensalada sobre el mostrador.Y ni hablar de largas charlas por telefono.
Ese fue el ultimo dia que la vi en la libreria, luego no la dejamos entrar mas.

HomeroMx dijo...

Muy buen texto... y felicidades... ya anda rondando por la RED... de hecho lo leí primero por correo...

Saludos...

HomeroMx

Maguitxu dijo...

jajajajajajajajaja humanoide me mató, es más me hizo escupir toda la ventanita de comments...pobre si llega a pasar otro cliente por aquí.

Boots dijo...

Clap clap clap!

Anónimo dijo...

Que reverenda pelotudez. Y los que comentan. que idiotas por favor. Son unos reverendos estupidos. Todos. Idiotas. Estoy riendome de sus palabras, jajaja. Me dan mucha pena