"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y Dios vio que estaba bien. El verde de los árboles, la altura de las montañas, el croar de las ranas. Todo era armonía. Y entonces Dios creó el primer mostrador... y una hueste de clientes surgió de las tinieblas. Y Dios calló y el mundo ya nunca fue el mismo".

martes, 29 de mayo de 2007

Inconsciente

Hace unos cuantos años, mientras se recortaba la barba en una peluquería, Freud se dio cuenta que el ser humano necesita hablar. Sentado en su silla, miraba las frías calles de Viena, mientras el peluquero le contaba la última discusión con su esposa por un comentario sobre la sal en el guiso. Y se dijo, con esto me puedo llenar de guita.

Algunos tienen más necesidad que otros.

Clienta- Ay... te pregunto, un libro que no puedo encontrar por ningún lado. Es un libro de Freud de preguntas... son preguntas... algunas con respuestas, otras no... preguntas que nos hacemos todos, viste? preguntas insólitas... así, preguntas insolitas. Lo conocés?

7 comentarios:

Margot Maea dijo...

Hola. Me encantó el blog ¡me reí muchísimo!

Invito al mío

HTTP://margotmaea.zoomblog.com

¡Un saludo desde Ringuelet!

CARO dijo...

Menos mal que no queria el camasutra, no lo pensaste????
saludos

Reno dijo...

señoooraaaaa de que demonios hablaaa??!!!

EmmaPeel dijo...

Qué lindo momento para encajarle de dónde venimos? :P

Roedor dijo...

No entendí el chiste del libro de Freud de las preguntas. ¿Existe tal cosa?

La Lau!! dijo...

Los taxistas también suelen ser buenos ejemplares que confirman que hay gente que tiene imperiosa necesidad de hablar.. Alguien se puso a pensar en la facilidad que tienen algunos para hilar temas que no tienen NADA ver??

Pitty (desde el remis) dijo...

(golpeandome la mano en la frente)
pero que boluda que es esta mina!