"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y Dios vio que estaba bien. El verde de los árboles, la altura de las montañas, el croar de las ranas. Todo era armonía. Y entonces Dios creó el primer mostrador... y una hueste de clientes surgió de las tinieblas. Y Dios calló y el mundo ya nunca fue el mismo".

miércoles, 19 de septiembre de 2007

Divina Comedia

Lo último que recuerdo era
que los párpados me pesaban,
y luego esas luces que de afuera
toda la librería inundaban,
“el poeta en breve se presentará”
decían, mientras fuerte brillaban,
otro viaje Virgilio hará,
otro viaje en su peregrinar eterno,
prepárate pues te llevará
a oscuras tierras llamadas infierno."
Y ya el poeta se acerca,
con paso lento y rostro paterno.
“Verás Capitán, a tu clientela puerca,
todos los círculos, todos los nueve,
castigos guardan para esta gente terca."
Entramos al primero, de todos el más leve,
en silencio y con los ojos vendados,
en este paisaje, contrario al relieve,
habitan aquellos que solo obligados
han leído libros. Por propia iniciativa,
jamás uno, ni nuevos, ni usados,
compraron. Pronto esta comitiva,
atrás dejamos al seguir avanzando.
“La siguiente es gente primitiva”
dijo el poeta, a ellos señalando,
“tratan al libro como un chiche,
ya los verás, estamos llegando.
primitivos dije, pues un fetiche
son los libros para ellos,
mira como aquel, al de Niezsche,
con un trapo limpia el lomo. Bellos
quieren dejarlos, mas imposible
aquí es eso. Jamás lograran destellos
en las sucias tapas. Sus esfuerzos inservibles
aquí se tornan, ‘uno más limpio quiero’
fueron las palabras de estos insufribles.
Avancemos, Burton, al tercero,
los clientes que comiendo entraron
su castigo lo tienen severo.
De migas los libros llenaron,
de grasa la hoja manchada,
aquí su merecido encontraron.
Los roles se invierten, cual una espada,
las hojas los cortan con su delgado filo,
dejando en sus cuerpos su herida marcada."
Avanzamos, despacio y con sigilo,
al cuarto círculo, que ahora cuento,
en él la peor peste, el peor bacilo,
se encuentra. Aquellos que descuento
pidieron. Su tortura es ejemplar,
su castigo, sin dudas, es cruento.
Uno detrás de otro, en una fila circular,
esperan que su nombre sea pronunciado,
para que los vengan a mutilar.
Por cada peso que les ha sido descontado,
el terrible demonio arranca una oreja,
un dedo, o lo que en ganas le haya entrado.
Virgilio, en este viaje mi pareja,
al nuevo círculo me conduce,
aquél de los que presentaron una queja.
Aquí mucha de mi atención puse,
en recodar cuál era el suplicio,
para saber a aquel que me acuse,
qué destino le espera, qué cilicio.
Callaré, más por pudor que por prudencia,
pues cruel era lo que metían en ese orificio.
Avanza dice el poeta, con toda su sapiencia,
al nuevo círculo hemos llegado, míra
a aquellos que nombran a la competencia.
Los demonios arrancan con ira,
los ojos de los que intentaron devolver,
un libro de otra tienda, entregado con mentira.
Al séptimo círculo nos hemos de mover,
donde los que interrumpen habitan,
el castigo, se puede prever,
hablar no pueden, los demonios lo evitan
clavándoles con fuerza un tridente,
cuando sus bocas musitan.
Avanzando reconozco a un cliente,
más adelante está, la vista alzo,
el recuerdo llega a mi mente.
Es aquél me dio un billete falso.
Ahora lo veo, esperando su tortura,
espero que mucho sufra en ese, su cadalso.
Al último círculo los lleva esta lectura,
Aquí se juntan todos, mujeres y hombres,
sin importar su edad o vestidura.
Todos los que olvidan los nombres,
o el título, aquí dejarán su huella.
Querido lector, no te asombres,
que tu próxima morada sea aquella,
y ve despidiéndote de todo,
pues nunca más verás una estrella.

25 comentarios:

ojos de suri dijo...

Capitán, IM PRE SIO NAN TE!!!!
Me causa admiración tanta dedicación en su escritura.
Aunque debo confesar que ese tipo de rima me distrae un poco (lo mismo me pasó cuando leí La Divina Comedia).

Una contentura leer este blog :)

Delia, pregunta tonta dijo...

Capitán, tanto daño le hemos hecho?

Tanto rencor en su corazón?

Sueña tanto la venganza?

El poder d ela pluma al servicio de la tortura

Nacho dijo...

Muy bien escrito.

Anónimo dijo...

Imagina esa pluma al servicio del amor, yo moriría por un saludo de feliz cumpleaños escrito por el capitán

PZ dijo...

Qué difícil debe ser hacer rima con Nietzsche. Che.

olimpiA dijo...

me encantó

Scaletric dijo...

jajaja... muy bueno.

Me cagué de risa.

Capitan Burton dijo...

Ojos de Suri: gracias, pero creo que en realidad lo que la distrajo fue mi mediocre pluma.

Delia: el alma del Capitán Burton nació del dolor y se alimenta de rencores.

Nacho: muchas gracias.

Anónimo: tendré en cuenta, si todo falla, dedicarme a las tarjetas de salutaciones.

Patricio: Dante tuvo suerte de vivir por el 1300, se le hubiera complicado en el "Paraiso" hablar de Teresa de Calcuta".

Olimpia: muchas gracias, me alegro que le guste.

Scaletric: gracias por la risa.

Algunos detalles sobre el poema:
-Intenté emular la rima de Dante. Esto es ABA BCB CDC etc.
-Cada círculo intenta tener un correlato con los de Dante (no siempre pude): no bautizados/no leen; lujuriosos/fetichistas; golosos/comen en la librería; avaros/piden descuento; iracundos/se quejan; heréticos/mencionan otras librerías; violentos/interrumpen; fraude/dan billetes falsos; traidores/dicen mal el título.
-Tanto el Infierno, como el Purgatorio y el Paraíso de Dante terminan con la palabra "estrellas".

Cebolla dijo...

Magnífico paseo.

Felipe dijo...

INCREIBLE!!!!!!!!!!!!!

SUBLIME!!!!!!!!!!!!!!!!

MARAVILLOSO!!!!!!!!!!!!!!!!

Walterio dijo...

Lúdico, deslumbrante, admirable!

RunicKlemm dijo...

Cada vez me da más miedo entrar a una libreria.

Ahora entiendo lo que quería decir Mao Tse-Tung cuando dijo "Leer muchos libros también es peligroso".

Araña Pollito dijo...

EXCELENTE.
Como siempre, es un placer leerlo Capitán.

Apo dijo...

Capitán! Es usted un genio. Realmente.
Por suerte,el ser librera me libera de este infierno. Pero creo que del infierno de los clientes de "cosas electrónicas" no zafo.

Apo dijo...

hey! el dato de la última palabra de cada libro también lo he posteado en su momento: acá

No había reconocido la correlación de pecados, excepto el de los fraudulentos, pero ahora que usted lo dice, es verdad!! Lo que hace aun mejor este post. NO quiero felicitarlo nuevamente, pues temo caer entre los aduladores. Saludos!

Walterio dijo...

¿y cuál sería el destino infernal de los fotocopiadores de libros?

Carlos dijo...

Yo creo que es imposible que el capitán atienda en una librería, pa´ mi que nos miente, que sólo es un personaje literario de un escritor consagrado que quiere hablar del lugar donde habita su obra.

nadie que escriba así es un simple vendedor

Ahab dijo...

El infierno de las libreras petulantes existe? Conozco una en Rosario que debe tener reservada una platea.

Anónimo dijo...

Genial como siempre, Capitán. Qué circulo nos reserva su imaginación fraudulenta a los que armamos nuestra biblioteca con los libros ajenos que jamás devolvemos? Gerni

Cebolla dijo...

Carlos, sos un maestro. Vos sabes de la maravilla que habita detrás de nuestra cotidianeidad.

Anónimo dijo...

loco , yo trabaje en libreria santa fe con vos? ... son anecdotas que me suenan uy familiares. buenblog saludos!

El flaco de la bicicleta blanca dijo...

Lo felicito, una vez más. Buena gambeta le planteó al ripio, y muy bien estructurada la táctica. Se nota que se basó en la estrategia de la antigua italia, ajustándola al juego dinámico del mercado librero de hoy día.
Un abrazo Capitán!

el nibelundo del chiringuito 59 y 1/2 dijo...

Al comprar en el Once, una tarde lluviosa, unos 200 gramos de salame milan encontre en el papel manteca que lo envolvia este escrito:


12 febrero
Cuentame una historia


Cuentame una historia,
Y como quieres que sea?.
Solo te pido que me guste.


Has pedido cuando pequeño a los mayores esto tantas veces , y hoy lo seguimos haciendo a contadores de historias, novelas, cuentos, a los escritores.
Cuentame algo, una historia en una novela, en un cuento, cuentame algo que me guste.
-Y que debe tener esa historia para que te guste?.
- Al contarme algo creame sensaciones, , al leer no me dejes indiferente, hazme olvidar que tengo en mis manos, papel, tinta y cartulina de colores.
Que pueda reir al lado de una piscina leyendo lo que tu me cuentas, sin mirar las mujeres que toman sol a mi lado, y miran intrigadas al loco que rie solo.

Que me acongoje hasta llorar por ese destino impiadoso que le has impuesto a las vidas de tus personas de las que tu me cuentas. Llorar por lo tragico o por no poder cambiar la historia . Sentirme esclavo yo aqui afuera como ellos ahi dentro, de lo que tu has escrito y obedecer como tren en las vias, el curso de los rios de tu escritura.

Sentir el rio de tu historia avanzar mas deprisa o mas lento. No saber el momento de la cascada sin saber si habra una piedra o rama que me salve o me ahogare en la caida junto a ellos.

Recreame en los sentidos. Describe, describe, describe.
Con las palabras justas. Exagera si es necesario siempre que sea justo. Cuentame de lugares, costumbres, palabras nuevas, utopias.

Quiero con la historia escuchar saborear, ver, oler.
Ver.
Como ver pasar las letras reflejadas en mis pupilas Una atras de otra que vayan pasando por mis ojos y caigan en mi almohada, escribe con la fuerza de arrastrarme por las hojas del libro, y que cada letra que pase por mis ojos arroje hilos invisibles y me levanten las pestañas para no dormirme.

Que pueda encontrar en ocasiones tu alma encerrada entre medio de las dos carrillas, y ver de cuando en cuando tu vida misma, encapsulada en las celulas de pasta de papel-tronco corteza de arbol.

De que me contaras?.

Si de recrear el horror de tratara hazlo al punto de tener que alejar el libro o cerrarlo junto a mis ojos y hacer sssssss, con mis labios.
Si de algo tierno, que las hojas de vuelvan etereas, si algo triste humedas.
Si algo fogoso, se quemen los bordes, si algo erotico que los hombres no necesiten las manos para sostener el libro.
Si va a correr sangre, que gotee por la cinta blanca que marca las hojas, se manchen de rojo mis dedos.
y que los bordes de las hojas se hagan filosos, machete de monte, navaja de cuchillero.
Si del mar, que cruja la arena entre las carillas, y saborear gusto a sal en mi boca.


Cuando abrimos un libro en el infinitesimo antes de empezar a leer una historia sabemos que casi siempre todo es mentira
pero basta leer las primeras letras para creernos todo el resto.
Asi que: Mienteme, pero cultiva el arte de mentirme. No puedo perder tiempo (hay otros que estan esperando).
Una vez que tu criatura mentirosa, tu libro, haya salido del estante de donde sea, tendra dos opciones, Si lo has hecho tan bien que me he creido todo lo exaltare y comentare, de lo contrario ese trozo de celulas pasta de papel-tronco de arbol sera arrojado al mueble con tal fuerza a la biblioteca hasta fundirse y formar parte del estante de madera.

(Pero te perdonare, seguramente habra otra cosa que escribas)..

Huan Chin-Xian.
1812 - ?????

Campesino nacido en Taiwan, murio en la extrema pobreza perseguido por la iglesia, el poder politico los acreedores, los animales salvajes, un taiwanes pederasta, y un ladron de poca monta.
Segun el investigador Pedro Etxebarria de la Univ.de Las Talitas, se ha encontrado descendientes en un barrio muy popular de Buenos Aires. Se cree que tienen una fiambreria.

Capitan Burton dijo...

Cebolla: me alegro que lo haya disfrutado.

Felipe: gracias, gracias, gracias.

Walterio: sabía que le iba a gustar a usted. Saludos.

Runincklemm: mientras sea respetuoso, no moleste y sea paciente, habrá una Beatrice esperándola en el Paraiso.

Araña Pollito: gracias. Me alegro que le guste, porque lo escribí de un tirón durante la noche y no lo corregí por ansioso.

Apo: el ser librera la exonera de mucho de los males de este mundo. Gracias por las no felicitaciones.

Walterio: es tan atroz el castigo que no hay rima que lo tolere.

Carlos: gracias por el elogio.

Ahab: existe y lo escribió Maguitxu, en un hermoso mail que me hizo llegar.

Gerni: no hay infierno, serán castigados en vida.

Anónimo: no. Pero todos tenemos anécdotas similares.

El flaco de la bicicleta blanca: muchas gracias. Me alegro que lo haya disfrutado.

El nibelungo: me limito nomás a leer su texto.

Hombres metodo de Empleo dijo...

Excelente entrada, Capitan. si bien han pasado ya algunos años desde el ingreso a a esta entrada, para mi lector ha sido como una bocanada.