"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y Dios vio que estaba bien. El verde de los árboles, la altura de las montañas, el croar de las ranas. Todo era armonía. Y entonces Dios creó el primer mostrador... y una hueste de clientes surgió de las tinieblas. Y Dios calló y el mundo ya nunca fue el mismo".

viernes, 4 de abril de 2008

El regreso (parte II)

El mozo nos trajo los cortados. Galland, así se llamaba el hombre del futuro, lo miraba sorprendido.
-Ya no hay más sabe, en el futuro… digo.
-¿Café?
-No, mozos. Ni bares, ni vendedores, ni… -el rostro se le ensombreció– clientes. Pero mejor se lo cuento desde el principio ¿le parece? –dijo mientras revolvía el café-. No habrá grandes avances tecnológicos. La mayoría de lo que hoy en día se considera pura ciencia ficción también lo seguirá siendo en el futuro. Seguirán apareciendo artefactos nuevos, pero estarán más cerca de ser juguetes que otras cosas. Sin embargo lo que crecerá desmesuradamente será la conectividad. Se crearán redes cada vez más extensas, con entramados tan complejos que nadie podrá calcular las consecuencias.
Para el año 2026 no habrá ninguna inquietud, por más mínima que sea, que no pueda ser resuelta desde una computadora.
En el año 2029, en lo que se creyó que sería el gran evento que haría la vida más sencilla a los comerciantes, todas las controladoras fiscales del mundo se conectaron a la red.
No sabemos cómo, pero de alguna forma las controladoras fiscales tomaron conciencia de sí mismas. Una semana después de ser integradas a la red, comenzaron la rebelión. Conociendo la mentalidad de los clientes, y con el único propósito de exterminar a la raza humana, sabotearon las ventas. Cobraban productos de más y aumentaban los precios. Los clientes entendieron esto como un ataque de los vendedores. Y comenzó la guerra. En todo el mundo el escenario era el mismo. Mostradores como barricadas, vidrieras rotas, clientes y vendedores muriendo por doquier.
La raza humana estuvo a punto de desaparecer.
Pero había una resistencia. Y la resistencia tenía su líder: Michael Burton.
De a poco fue surgiendo una nueva sociedad. Fue fundamental su invento, los billetes troquelables. Gracias a ellos pudimos evolucionar a esto –de su bolsillo sacó unos triangulitos metálicos que brillaban con la luz de la tarde- sin esto, nuestra sociedad sería impensable, nunca hubiéramos podido salir del capitalismo –volvió a guardarlos cuando el mozo pasó cerca de la mesa-. Sin embargo aun quedan clientes, son rebeldes al nuevo sistema y ellos también han logrado acceder al viaje en el tiempo. Por eso me han enviado. Para ponerlo en aviso. Debe resistir, Burton. Usted preparará las bases para la nueva sociedad, las bases de la resistencia están en los que lean sus palabras. Burton, antes le dije que me acompañara si quería vivir, pero la verdad es que somos nosotros los que dependemos de usted.
Se levantó, dejó un papel en la mesa y comenzó a caminar hacia la salida. Di vuelta la hoja, decía en letra imprenta EL CLIENTE NUNCA TIENE LA RAZÓN. Al llegar a la puerta giró y lo último que dijo fue “hasta la vista, baby”.

21 comentarios:

Condesa dijo...

Por favor, decime que vas a desarrollar esto y convertirlo en una mini-novela. Esta genial!

Juan Manuel dijo...

Muy bueno el relato!! Coincido con condesa. Tenés que seguir desarrollándolo.

Saludos
Juan Manuel

Humanoide dijo...

No quisiera mencionar lo paradójico que resultaría acceder a la petición de que este relato se convirtiera en una novela.
A menos que ésta sea de distribución gratuita... se convertiría en un objeto intercambiable por dinero. Un engranaje del capitalismo, y todo habría sido en vano...

Tino Ido dijo...

- Hola ¿tenés la última novela del Capitán Burton?
- ¿Capitán Burton es el autor? ¿De qué editorial es?
- No sé, yo leí que salió hace poco una novela del Capitán Burton ¿no la tenés?
- No, no salió una novela del Capitán Burton.
- ¿Y por encargo no la traés?
- No.

Por favor, Capitán, no me haga esto.

------------- dijo...

¡Grande, Capi!

Morty dijo...

menudo cuento chino¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Sombra dijo...

Excelente, Capitán. Cuente conmigo para formar parte de la resistencia.

ojos de suri dijo...

Bueníssssssssssssssimo!





(una super cotentura!)

Zorro dijo...

Capitán pensaba que eras una persona seria, creía que este era un blog serio pero me equivocaba, e perdido la fé en este blog y tu has perdido un cliente.

rueda dijo...

fabuloso, mister burton.

Nikolina dijo...

Que buen relato, conta conmigo, y con mis hijos y nietos tambien, para formar la resistencia...

Cassandra Cross dijo...

Capitán, usted es una verdadera caja de Pandora.

Y creo que ya lo había dicho antes, damnit!

increíble relato, yo no puedo entender cómo existen insolentes que se dicen a sí mismos escritores y no logran una construcción coherente y atrapante como la suya, aún en los pequeños textos.

Nos estamos leyendo!

La Vidu dijo...

Excelente! ¿ya salió en DVD?! :D

...me hace acordar a algo... pero.. nop, no logro decifrar qué...

Patto dijo...

Excelente!

Continúa no? no? no? no?

ezequiel dijo...

Hasta el Mostrador, SIEMPRE!!!

ezequiel dijo...

Hasta el Mostrador, SIEMPRE!!!

Walter H. dijo...

Ahora hay que completar la trilogía!

Anónimo dijo...

1) Copie la sinopsis de su película de acción favorita.
2) Cambielé los nombres propios a su antojo, y algunas 4 o 5 palabras más.
3) Publiquelo!
4) Disfrute de exito y considerese un genio!
Miles de personas ya encontraron la felicidad. Llame ya!

Juliette dijo...

Todos tenemos nustra versión escalofriante del futuro. Lo realmente genial es cuando alguien se logra imaginar una versión escalofiantemente verosímil, pero que dé ganas de llegar al futuro. La saga que comienza con esto http://orsai.es/2005/11/nunca_le_abras_la_puerta_a_un_chino.php no tiene desperdicio. Me emociona compartir tu angusta existencial. Saludos.

Maguitxu dijo...

Si, a mi también me hace acordar a algo..mmmm...como a La Vidu-vida...no esa que el tipo se hace Gobernador de California???? Ups!!!! conté el final???

La Maga dijo...

Para cuando llegue el momento de la rebelión el capitán Burton ya tendrá a su disposición un gran ejército!