"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y Dios vio que estaba bien. El verde de los árboles, la altura de las montañas, el croar de las ranas. Todo era armonía. Y entonces Dios creó el primer mostrador... y una hueste de clientes surgió de las tinieblas. Y Dios calló y el mundo ya nunca fue el mismo".

jueves, 29 de marzo de 2007

Confesiones II

Cada vez que me piden el libro "El agua de la vida" de Armstrong pongo un especial cuidado en evitar todo contacto físico con el cliente en cuestión.

La razón?

Copio un fragmento de una reseña sobre este libro:

"La terapia propuesta en este libro es un sistema curativo que descarta las medicinas y propone un único remedio, una sustancia fabricada por el cuerpo, rica en sales minerales, hormonas y otras sustancias vitales, la orina humana".

9 comentarios:

perroacido dijo...

Una vez más, Capitan, demuestra gran capacidad para rescatar grandes joyas polvorientas de los escaparates...
Si miramos atentamente la fotografía de la portada, veremos que lo que en principio parece ser una hermosa cascada, es en realidad la ampliación de un mingitorio mohoso de la casa rosada.

Julian Veron dijo...

Asquitooo!!!

Quien puede entrar y preguntar por ese libro!! como les da la cara mein gott??


Excelente blog, rozando la perfeccion

la aguatera dijo...

hablando de esta terapia tan poco convencional, en casa guardo unos apuntes sobre el tema, que me dió un compañero de Tai Chi... lo que te puedo garantizar, es que con 80 años, tiene un cutis más liso que el mío!!! jajaja!!! Quién dice y en un futuro reemplaza a la baba de caracol para mejorar la piel... eso sí, habría que solucionar el tema del "perfume"...
Un beso grande y nuevamente FELICITACIONES por el Blog!!!

eleanor dijo...

omg!!! eso es asqueroso!!!

voy a confesar algo yo ahora...
estoy esperando el día en el que mi propio yo de librerías aparezca en este blog con alguna costumbre extraña que tengo, como sentarme en el piso a mirar libros...

lo que no sé, es cómo me voy a sentir =/

besitos y de nuevo, felicitaciones!!!

Anónimo dijo...

la orinoterapia... fuente de sandad corporal-

lástima que primero hay que perder la sanidad mental

asi es la vida!

un encanto leerlo capitán

Marlena dijo...

Maravilloso, Capitán! mi primer paso por estos lares, y ya lo tengo en mis bloglines...
Me hizo acordar de una anécdota propia en cuanto a librerías se refiere, que trataré de postear en breve.
Un beso grande, y nos seguimos leyendo.

Paulus Cerberus dijo...

que asco...aunque a mi me hicieron tomar te de popo de perra para la diarrea y funciono

perroacido dijo...

Lo que paulus no aclara es que la diarrea cesó ya que luego de beber el te de popo, vomitó con tantas ganas que ya no le quedo ni el alma en el cuerpo.
En fin, perspectivas....

Capitan Burton dijo...

Perroacido: sinceramente la tapa tiene que ser un chiste del editor.

Julian: Aunque no lo crea es un libro que se vendió bastante.

Aguatera: siempre me pregunté cómo sería la fábrica de alguna de esas cremas que tienen baba de caracol. Imagino que sería un espectáculo digno de ser visto.
Muchas gracias por todos sus comentarios.

Eleanor: cada tanto al pasar entre las mesas hay alguien sentado en el piso leyendo. Si bien a nivel consciente no tengo ninguna objeción, estoy seguro que de poder pasar la imagen en cámara lenta, podrá apreciarse que durante un microsegundo me freno y un brevísimo espasmo sacude mi rostro.

Anónimo: gran verdad.

Marlena: espero ansioso su anécdota.

Paulus Cerberus: Siendo usted farmacéutico su comentario me inquieta.

Perroacido: es muy posible.