"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y Dios vio que estaba bien. El verde de los árboles, la altura de las montañas, el croar de las ranas. Todo era armonía. Y entonces Dios creó el primer mostrador... y una hueste de clientes surgió de las tinieblas. Y Dios calló y el mundo ya nunca fue el mismo".

sábado, 31 de marzo de 2007

Anécdotas

Acabo de recibir unas anécdotas que fueron anotadas por compañeros hace unos cuantos años.
Helas aquí:

-Buenos días. Quisiera llevar el libro de Maizena...
-De quién?
-Maizena.
-No será Maitena?
-Puede ser...
-Y cuál es el que busca?
-"Mujeres airadas".
-Cuál?
-"Mujeres airadas" (muestra un papel con la anotación que tranquilamente pudo haber sido escrita por un ornitorrinco ciego).
-Usted se debe referir a "Mujeres alteradas" (le muestro el libro).
-La verdad que no sé, pero el verde me parece gracioso, lo llevo.

-Habrá alguna versión de "El principito", pero para chicos?

-Disculpá, tenés obras de Shakespeare?
-Sí, en teatro.
-Pero no está la que buscamos, queremos "El mercader de Venecia".
(Se la busco).
-Pero está en diálogo! No tenés la edición común?

11 comentarios:

Paulus Cerberus dijo...

Cosas parecidas como lo de maizena y mujeres aireadas me llegan a diario a la farmacia, quieren diklofenal (diclofenac) o amocilina (amoxicilina)...sigan asi...this blog rules!!

perroacido dijo...

Que tiempos aquellos, Capitán! Se me pianta un lagrimón.
Recuerdo una oprtunidad en que entró una clienta en la librería y me preguntó si vendíamos libros. Por el simple hecho de entablar una conversación amistosa, le respondí que no, que sólo vendíamos puzzles, a modo de chanza. Para mi sorpresa, su respuesta fue: "Ay, disculpame, gracias igual", y se retiró sonriente.
O aquella amiga a la que le preguntaron si en esa librería vendían momias aztecas...
En fin, grandes momentos...

martita dijo...

Juro que es verdad:

-Hola, estoy buscando la edición clásica del Decameron
-No, no lo tengo (ingresando De Cameron en la computadora)
-No, es todo junto: Decameron
-Ah, no, tampoco. No me sale nada de ese autor.
-No, el autor es Bocaccio. Decameron es el título de la obra.
-A ver...No. Es el último libro que sacó?

rigoberta dijo...

buenísimoooooooo!!!!!!!!

oh capitán, mi capitán!

Este blog es maravilloso!

Perroxido dijo...

Excelentísimo Capitán: Anteriormente he firmado como perroacido, y al ver que este blog es seguro desde el punto de vista geopolítico he decidido dar mi verdadera identidad internáutica.
Unas joyitas que me quedaron en el tintero:
-Tenés "historias de cronopios y de sambas"?

-Qué buenas taducciones tenés de "El Aleph"?

-Tenés un libro con la foto de Colón? (en estos casos no se puede responder más que "no, justo hoy vendí el último" o cosas por el estilo,ya que es inútil explicar)

Y me retiro con una pregunta incontestable: ¿Por qué la gente no puede entender que las ediciones de bolsillo contienen exactamente el mismo texto que la versión mas grande???!!!!

riquelme dijo...

me rio de pie, estaba aburrido en la pega y me alegraste la tarde capitán!

bueno el blog!!!!

los cocineros de ostende dijo...

Hola. Ante todo digo que leer este blog es pura felicidad, en general termino llorando ... de risa, claro
Cuando trabajaba en una librería también terminaba muchas veces llorando pero por otros motivos.
Ahora trabajo en un hotel que está a una cuadra del mar y entre otras debo escuchar cosas como esta: "El Hotel .... estuvo siempre acá?" Si contesto lo que pasa por mi cabeza como por ej, bueno, en fin, antes estaba en Bariloche pero con la aplicacion de sofisticadas tecnologías blablabla logramos traerlo al mar, no soy muy bien mirada
Sincerísimas felicitaciones, capitán !!!

maria dijo...

que buen blog!!!!!!!!!!!!!!!!
lo lei entero de un viaje!
chorrea risas

Capitan Burton dijo...

Paulus Cerberus: veo que compartimos los mismos tipos de clientes.

Perroacido: Una vez, mientras estaba atendiendo, una clienta me preguntó dónde quedaba una sección. Se la señalé (quedaba cerca de la puerta de salida)mientras seguía atendiendo. De reojo pude ver como la clienta seguía exactamente la dirección de mi dedo, en línea recta. La vi salir de la librería, seguir caminando y meterse en una puerta que daba a un pasillo técnico (esa librería quedaba en un complejo con otros negocios). Nunca más supe de ella, ni se cuándo decidió frenar.

Martita: Muy buena anécdota. No dudo de su veracidad.

Rigoberta: Muchas gracias.

Perroxido: Gracias por los aportes y por calificar el sitio como geopolíticamente seguro.

Riquelme: Muchas gracias, dese una vuelta cuándo guste.

Los cocineros de ostende: me reí mucho con el comentario. Muchas gracias.

María: Muchas gracias. Espero verla seguido por acá.

zanahoria dijo...

Mmmm... Probablememnte yo he cometido mis errores imperdonables en una librería, como buscar "El Resplandor" el año pasado...

La única esperanza que queda es que luego de leer los compradores se vuelvan un poquito menos bestias.

Ezequiel dijo...

Trabajo en un Restaurante y normalmente me pasa que con un beneficio que tiene como condicion de pago "Solo Efectivo", suelo recibir tarjetas de Debito, el ritual es siempre el mismo, me acerco a la mesa, le reitero las condiciones de pago, escucho el comentario con cierto grado de desenfado "bueno, pero es como si fuese efectivo", a lo cual con sonrisa paciente contesto siempre "si realmente lo fuese no haria falta hacer esa aclaracion, no se preocupe, no tengo problema en llamarle un taxi que lo acerque y traiga del cajero mas cercano".
Comentario con el cual magicamente afloran los billetes que si son como si fuesen billetes.