"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y Dios vio que estaba bien. El verde de los árboles, la altura de las montañas, el croar de las ranas. Todo era armonía. Y entonces Dios creó el primer mostrador... y una hueste de clientes surgió de las tinieblas. Y Dios calló y el mundo ya nunca fue el mismo".

jueves, 22 de mayo de 2008

El silenciero

Algunos lo pueden confundir con respeto, con un gesto de consideración al prójimo.
Dirán para sus adentros "oh, qué noble, qué caballero, mirad como no corrige a los clientes cuando se equivocan".
Y sin embargo, si callamos, es por que no hay satisfacción más grande que ver al cliente reconocer el error, pedir disculpas mientras balbucea incomprensibles palabras sonrojado.

-Hola ¿tenés el libro Eligiendo el párrafo? Uno chiquito, de Amorrortu.
-Sí, ya se lo traigo.

Cierro la puerta del depósito. Camino hacia el cliente con un ejemplar de Buscar una frase en la mano, mientras una sonrisa de placer se va dibujando en mi rostro.

17 comentarios:

Blus dijo...

Jeje admiro su capacidad para interpretar los deseos de ciertos individuos.

Saludos!

Victoria dijo...

Eso es casi casi maldad pura! Algo que haría yo!!

rueda dijo...

Muy bueno Burton, aunque me parece un poco inventado. La relación entre los títulos es muy buscada.
El tipo sabe el tamaño del libro, el autor y no pega ninguna de las tres palabras del título
Capaz que todo esto es ficción y estoy mandando fruta.

Anónimo dijo...

Poco me importa si es o no inventado. El post es pura ternura y me hizo sonreir.
Siga así, Capitán Burtón

Kar

ShopGirl dijo...

Me he comprado ese libro.

Y me ha pasado esta situación, pero con otros libros claro...

Señor me hace sonreir.

Beso

rueda dijo...

A mi también me gustó mucho, sólo tiré una observación.
Siga así, Capitán Burton

Joaquina dijo...

Capitán ud con ese don podría hacer cosas maravillosas, hacer realidad deseos de las personas... sin embargo nos deleita con ese blog

gracias

Cañete dijo...

Se debe disfrutar si, aunque me imagino que debe ser mas lindo que se den cuenta ellos solitos, y decirles sutilmente, "No hay problema, pasa todo el tiempo".
Saludos

la bonaerense dijo...

No podés! Tanto se equivocan?????

Muchos saludos, me encanta tu blog :)

Capitan Burton dijo...

Blus: la verdad es que no recordaba el título exacto del libro. Fui a buscarlo porque sabía que algo parecido había. Saludos.

Victoria: la maldad pura puede leerla en la anécdota titulada "Saverio el cruel".

Rueda: no es la primera vez que me lo preguntan. Todo es real y ha sucedido. Si se me diera por inventar situaciones, imaginaría jornadas de trabajo en donde todos me piden los libros correctamente. Eso sería, realmente, dejar volar mi imaginación.

Kar: gracias por este y por sus anteriores comentarios.

ShoGirl: me alegro que sonría. Saludos.

Rueda: gracias. Siempre son bienvenidas todas las observaciones. No creer que estas cosas suceden es sano; que sucedan, es lo que nos enferma.

Joaquina: muchas gracias, seguiré deleitándolos todo lo que pueda.

Cañete: se disfruta bastante.

La bonaerense: lamentablemente, sí. Me alegro que le guste.

Isabel Arundell dijo...

Por fin te encuentro, querido mío...

Capitan Burton dijo...

Isabel Arundell: muy ingenioso. Me reí mucho con su comentario.

Isabel Arundell dijo...

La intención era, justamente, robarle una sonrisa, Sire.

Anónimo dijo...

Hace poco entre a trabajar en una libreria...Este blog me hace pensar que no deliro sola.
Miriam

Maguitxu dijo...

Cliente toma el libro entre sus manos. Lee el título y ahora comprende el porqué de esa media sonrisa que traía el librero junto con el ejemplar.
No balbucea, no se sonroja. Por el contrario, sonríe él también.
Lo abre ampulosamente, revisa el índice mientras masculla algo inentendible, hasta que por fin, dice:

- Eureka, página 52!

Saca exageradamente la lengua mirando al librero, que había cambiado la sonrisa por un rictus de desconcierto. Embebe el dedo índice con mucha saliva y lo lleva al libro. Después de hojear varias, llega a la página 52 y lee:

- "Frases para vendedores irónicos". Frase 1: “por qué no te … #$... y tu …%$#%%&(///”#$#$ …- larga el rosario sin abandonar la sonrisa- ##$&%/%#$ y también “#&%$%$%&/”

Concluye, suspira.
Le hace una orejita a la página con la punta aún húmeda se saliva. Lo cierra y lo deposita en las manos del vendedor:

- No, no es el que estaba buscando. Gracias de todos modos.

Los ojos de Minerva (miope) dijo...

Por lo general no suelo confundir una mirada y una sonrisa irónica con un acto de respeto ;o).
Pero si sé reírme de mis errores.
¡Bienvenida esa sonrisa de placer que alegró el momento!.

La Maga dijo...

Sólo llevo dos años trabajando en una librería... pero conozco el sentimiento, sentir como la sonrisa de satisfacción se extiende por mi rostro...