"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y Dios vio que estaba bien. El verde de los árboles, la altura de las montañas, el croar de las ranas. Todo era armonía. Y entonces Dios creó el primer mostrador... y una hueste de clientes surgió de las tinieblas. Y Dios calló y el mundo ya nunca fue el mismo".

domingo, 29 de mayo de 2011

Realidad y juego

Quizás la explicación a todos los males se encuentre en nuestra infancia. 
Quizás la culpa de todo la tenga el alma perversa que inventó el oscuro, interminable, obsceno juego: "ni sí ni no, ni blanco ni negro".
Una abominación que, en una de sus variantes, nos invitaba a entrar a un negocio sin que pudiéramos pronunciar las palabras que necesitábamos para precisar lo que queríamos.

-Hola... ¿Tenés un libro nuevo de una editorial rara que en provincia no se consigue?

11 comentarios:

Romina dijo...

"Y cuyo título no me acuerdo", le faltó agregar al cliente. O "cuyo título no quiero acordarme", para darle un toque quijotesco, pero ya es pedir demasiado, no?

Belu Torras dijo...

No puedo precisarte el nombre del autor y no vas a creerme pero no se bien para que edad está sugerido... ¿me indicas en que estante esta?

qfwfq78 dijo...

Es que no se pueden inventar estas escenas... barrilete cósmico.

Cel dijo...

"no... del autor no me acuerdo. y el título... algo de 'amor', no sé qué. ¿no te suena?"

El Yagui dijo...

ese...........el que tiene, eeeeh, en la tapa.....unas palabras con un dibujito..............
jajajajjaj!!!!

Margot/Cecilia dijo...

Jajaja, buenísimo!

Capitán Burton dijo...

Las distintas variantes de los comentarios son, tristemente, reflejos de lo que suele pasar.

A. Kavaliunas dijo...

Me siento un poco menos sola...

Anónimo dijo...

Padre e hijo (de P, ambos) entran al local y piden "Frankestein"..... a lo que indago, ¿de alguna editorial en particular? -Si, de Shili (en alusión a quién lo escribió, confundidos éstos, con la editorial).

A.P. (recién me doy cuenta que mis iniciales son también las del mall donde trabajo).

Personas con discapacidad dijo...

Jajaj buena interacción, son las cosas de la interpretación y de un buen lector.

Feng Shui en la casa dijo...

Siento que la infancia es la protagonista de nuestro papel como adultos es la realidad de lo que seremos.