"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y Dios vio que estaba bien. El verde de los árboles, la altura de las montañas, el croar de las ranas. Todo era armonía. Y entonces Dios creó el primer mostrador... y una hueste de clientes surgió de las tinieblas. Y Dios calló y el mundo ya nunca fue el mismo".

jueves, 8 de febrero de 2007

LLegan los mails

Algunas anécdotas que han llegado por mail:

Clienta de aproximadamente 70 años, toda vestida de negro tipo adolescente punk, pantalón ajustado y remera negra con letras plateadas que decía Kiss y anteojos negros.
Pide el libro "Cielos, infiernos y otras mansiones de ultratumba".
El librero le dice que no hay ejemplares disponibles en esta sucursal , pero si se puede pedir a otra.
Clienta- Pedímelo, pero no te puedo dejar mi nombre real. Ni ningún teléfono. Porque recibí 30 amenazas de muerte en este mes, estoy con una custodia especial no puedo confiar en nadie. Ponele que pasaré por la librería..
Hasta ahí, pensé que se trataba de una loca mas de todas las que transitan el mundo libreril, hasta que vi a la clienta alejarse, salir y ver que en la puerta había un BMW con vidrios polarizados y un señor grandote , parecido a los que trabajan para la CIA, le abría la puerta trasera a la anciana.
Todavía no vino a buscar el libro...

Otra:

-Disculpe señor, tendría algún ejemplar del Facundo que tenga la firma original de Sarmiento?
-No, Señora... salvo en alguna librería de libros antiguos o usados.
-Ah... usados nada más...

1 comentario:

CArO dijo...

Son anecdotas como esas que hacen que el trabajo de vendedor pase a ser toda una aventura..,.
Libros nunca vendi, pero fui vendedora en otros tiempos y adoraba que cada tanto entren esos personajes.
Ovbio que hay otros peronajes para evitar..pero bueno..todo viene con pro y con