"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y Dios vio que estaba bien. El verde de los árboles, la altura de las montañas, el croar de las ranas. Todo era armonía. Y entonces Dios creó el primer mostrador... y una hueste de clientes surgió de las tinieblas. Y Dios calló y el mundo ya nunca fue el mismo".

sábado, 17 de febrero de 2007

Todos los nombres

Estoy en la caja. Compenetrado con lo mío, viendo de cobrar todo como corresponde y que no me falte plata.
De pronto un vendedor, que se había acercado a darme una mano, me da la tarjeta de crédito de una clienta extranjera que estaba atendiendo y se va al depósito caminando rápido. Fue una fracción de segundo pero me pareció que se estaba riendo.
La saludo y le digo que yo le voy a terminar la compra.
En el plástico de la tarjeta está escrito el nombre de la clienta: Vergara Parada.

Supongo que al llegar al hotel debe haber comentado lo simpático que somos en este país y cómo en los negocios la atienden con una enorme y sincera sonrisa.

15 comentarios:

Ulschmidt dijo...

también, con ese nombre y encima portar tarjeta

Paulus Cerberus dijo...

XD, menudo nombre. La vida siempre te depara sorpresas cuando estas de este lado del mostrador. A mi me cae siempre un hombre que dice tener 38 y se ve de 52. Muy hecho pelota esta

Agustino's Bazar dijo...

naaaaaaa sos un grooosoo yo soy cajero de ZARA y la verdad que debo haber estrangulado mentalmente a varios clientes. Lo de la bolsita es totalmente cierto.
pero particularmente me pasan dos cosas que me sacan en demacia, una es cuando ves que el cliente estuvo pelotudeando por horas en la tienda y cuando llega a la caja esta de REPENTE APURADOOOO!!! osea si estabas corto de tiempo pelotudea menossssssss!!!, y otra es cuando llegan con 5 prendas y les pregunto algo es para regalo y me contestan "si", y yo... (por dentro) o sea te pregunte si ALGO!!! era para regalo, CUAL CUAL?! este este este todos CUALLLLLL!!!
gracias por el espacio de descarga

BENITO CAMELA dijo...

No le veo la gracia

Yue dijo...

Heis! Vi el link a esto en Son Cosas Mias, y acabo de leerlo todo de una (soy alpedista profesional a las 10.19 am en vacaciones) Ehm me rei mucho con muchas partes y me dieron ganas de trabajar en una libreria. Me gustan los libros. Siga asi.

LZorro dijo...

En esos casos, hay q sacarle una foto con el celular a la tarjeta!!! =))

=Mat= dijo...

Yo tuve un cliente de apellido "Concha Vergara" (nos vamos para el hermafroditismo), por suerte era atención telefónica y no cara a cara.

*MuSe* dijo...

Debo decir q a medida que leía tus cronicas, sentia envidia, luego se me esfumaba, luego unas ganas de ser clienta de tu libreria xD para poder contribuir con alguna historia ... genialísima la idea de ésto.


saludos ;)

Lu dijo...

excelente blog!

Feder dijo...

Gran Blog!! no se ni como llegué (via link de otro blog) y no pude parar de leerlo...ya está en mis marcadores (muerte al explorer, viva firefox), no pude contener la risa....
felicitaciones!!

Guillermo Schulmeier dijo...

Muy bueno el blog! Los felicito por la iniciativa.

Saludos,

Galo dijo...

Que buen blog, fantastico. Que recuerdos de mi epoca de vendedor, cualquier cosa pueden llegar a pedirte.

Anónimo dijo...

creo que no es muy gracioso lo de los nombres. pero bueno, los demás están buenos. los apellidos no son modificables, me da ene pena el tema... me siento tocado

lokoche dijo...

Muy bueno...mas anecdotas!!!!please

VB dijo...

jajajajajaja, me arrancaron de ciajo una carcajada!!