"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y Dios vio que estaba bien. El verde de los árboles, la altura de las montañas, el croar de las ranas. Todo era armonía. Y entonces Dios creó el primer mostrador... y una hueste de clientes surgió de las tinieblas. Y Dios calló y el mundo ya nunca fue el mismo".

lunes, 22 de octubre de 2007

La caja negra

Todos los años es lo mismo.
Abrimos las cajas, remito en mano, y controlamos los libros.
Y por más que no vienen detallados, juraría que ellos estaban ahí dentro.
Basta que saquemos la nueva edición del libro Guinness, para que aparezcan dos o tres personas hojeándolos.
Se quedan hasta la hora del cierre y al día siguiente son reemplazados por otros clientes.
Y así durante unos meses.
Por las dudas, a la hora de devolver los libros que sobran, le hacemos unos agujeritos a las cajas. No vaya a ser que se les acabe el aire antes de llegar a la editorial.

8 comentarios:

Fodor Lobson dijo...

En mi memez absoluta y plenipotenciaria me había pasado desapercibido que el libro Guinness era elaborado por la susodicha marca de cerveza, hasta que los Simpson sacaron un capítulo con el libro Duff de records... y ahí caí en la cuenta.
Repito: no sé que sería de mi vida sin Los Simpson

Carlos Tofla dijo...

Oh!!! Por todos los dioses habidos y por haber!!! No lo puedo creer!!! Una librería que controla los remitos al momento de recibir las consignaciones!!! Eso sí que merece estar en el libro Guinnesss!!!
Y ni le digo, Capitán, si encima fuera el caso de que ustedes confeccionaran y controlaran los remitos de devolución antes de guardar los libros de vuelta en las cajas... y ni hablar si, además, le agregaran al remito un comentario especificando el motivo de la devolución... y si la hicieran en tiempo y forma antes de recibir la factura de liquidación de consignación... y ni hablar si, por sobre todas las cosas, los libros no los devolvieran con esas odiosas etiquetas-alarma pegadas en la retiración de contratapa, y los libros sin envolver en esos pegajosos y mugrientos films autoadherentes...
No... simplemente increíble... ¿Tiene a mano la dirección de correo de la gente esta que hace el Guinness, así les sugiero que se contacten con ustedes para la edición 2009 en el rubro "Librerías que laburan bien"?
Un abrazo!!!

once and again dijo...

hola, acabo de descubrir tu blog, aca la atención al cliente es en un estudio contable, atendemos monotributo y moratiorias y fgente fundida que nunca le pago ni al kiosquero y no entiendo Why god why??? por qué me fundi???
Te felicito por el blog, me gusta mucho mucho, y te doy la razón en cuanto a los libros y sus titulos irrecordables que el pobre vendedor tiene que bsucar y buscar hasta descubrir que oh! sos un peliotudo barbaroy ese no era el autor, o el nombre del libro, lo hice con un libro llamado Construir el acontecimiento, que yo decía que se llamaba La Construcción del Acontecimiento, nadie se avivo que el nombre era otro y yo tampoco.
Lo que no entiendo porque tanto amor al libro Guiness, que tiene de divertido ver que un millón de boludos se pelee por quien se come más huevps fritos sin vomitar, quien puede escuchar más veces seguidas cumbia villera sin que le agarren ganas de tomarse una birra, ver una tanga y matar un rati, no lo entiendo

Anita dijo...

Las ventas del libro Guinnes, figura en la categoría del libro más vendido?

PerSe dijo...

no pensaste en usarlo como trampa de niños y exportarlos a paises desarrollados? algo asi como "compra un guines y llevate un niño de regalo", pensalo... puede ser un exito...

Nikolina dijo...

creo que el libro guiness deberia figurar como "el libro que más atrae giles que no tienen nada que hacer y se la pasan todo el dia leyendolo, gratis, para luego hacer alarde de sus conocimientos miscelaneos frente a sus amigos"..
saludos!

Walterio dijo...

Es la única posibilidad que tiene la gente de lugares con nombres exóticos como Quebrada del Lumpen o Villa Bagallos de ser reconocidos por algo!

may dijo...

estimado fodor,
de hecho, el libro guiness sí fue creado por la fábrica de cerveza, para poder terciar en las discusiones que se armaban en los Pubs. No me canso nunca de su blog, capitán!