"En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y Dios vio que estaba bien. El verde de los árboles, la altura de las montañas, el croar de las ranas. Todo era armonía. Y entonces Dios creó el primer mostrador... y una hueste de clientes surgió de las tinieblas. Y Dios calló y el mundo ya nunca fue el mismo".

martes, 3 de abril de 2007

Culpable

Muy de vez en tanto me sucede. Es una sensación extraña cerca del cuello. Un cosquilleo casi imperceptible. Y entonces descubro que sí. Al parecer, tengo conciencia.

(Suena la alarma al entrar madre e hija a la librería)

-Qué tal? Puede ser que tenga una agenda, un cosmético o algo que pueda hacer sonar la alarma?
-Eh… no sé.
-Debe ser un desodorante, alguna cosa que tenga una alarma que se haya activado, permítamelo así se lo desactivo para que no le suene al salir…
-(Durante unos instantes una lucha interior se refleja en su rostro) Bueno… está bien… tomá mamá, iba a ser un regalo sorpresa (y saca un paquete de la cartera).

6 comentarios:

Perroxido dijo...

Hay una cuestión con el tema de las alarmas que siempre me generó conflictos. Durante todo el tiempo que trabajé como librero se nos hizo hincapié en vigilar atentamente cuando éstas sonaban, asi como también en evitar el robo de libros. quedaba la duda de cuál era nuestro papel, si el de librero atento a las necesidades de los clientes, o el de vigilador de una tienda.
Desde cuando un empleado tiene capacidad de policía? Acaso a alguno de nosotros se nos pagó extra por ello? por no mencionar episodios de varios compañeros que fueron amenazados por un chorro luego de desenmascararlo.
Admito que en los últimos tiempos, opté por una grata pasividad ante el tema, conservando así mi salud mental y física.
Y por otra parte, hasta que punto es tan malo que se roben libros? Se activa así el circuito under de la literatura. Yo no iba a impedirlo...

Leo Lio dijo...

En el tema de las Alarmas tambien propongo dos cosas : Cambiar la melodia de como suenan las mismas (ahora que hay tantos tonos, como los celulares) y tambien ponerle alarma a todos. Sobre todo a algunos escritores y a la gente molesta

dantano dijo...

Bien Leo Lio..Pero te digo que el ruido seria infernal...

Rodrigo dijo...

NOOOO!!! No te puede pasar eso!!! Y después que?? Glub, gotas de frío sudor...que paso???
Que mala leche...

Yo coincido con los anteriores comentadores...si van a chorear que sean libros al menos...pero que los lean!!

La Tía dijo...

Una consulta estimados... una vez escuché en una conversación de colectivo entre dos "libreros" que existía una especie de ladrones de libros contratados por los dueños para comprobar la vigilancia, y a uno ya lo tenían identificado y se iban avisando de sucursal a sucursal!! (librerías de Florida, con mesas cerca de la vereda), es una leyenda urbana?

Excelente el blog!

Saludosss

Ana C. dijo...

¡Qué feíto arruinar así la sorpresa de una hija a su madre!